El Dios de mis pensamientos

Destruimos los argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios; llevamos cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo. 2 Corintios 10:5

No tengas otros dioses aparte de mí. Éxodo 20:3

Esta mañana me desperté por la preocupación que invadía mis pensamientos. No fue necesario esperar a que sonara la alarma para despertarme. Antes de iniciar mi día siempre tomo 45 minutos para leer mi devocional y para pasar un tiempo orando y meditando en la Palabra, pero estaba tan preocupada por la infinita lista que tenía de pendientes que me fue imposible realmente pasar tiempo con Dios. Leía en voz alta, pero a pesar de eso no lograba concentrarme. Terminaron los 45 minutos y no logré disfrutar mi tiempo con Dios.

Me dirigí a la regadera y al salir puse música mientras me arreglaba. De pronto una canción llamó por completo mi atención, decía “todos aquellos pensamientos de ansiedad y todas tus dudas se han vuelto tu dios.” ¡Wow! Me di cuenta que todos mis pensamientos de ansiedad y preocupación habían tomado en mí el lugar en el que solo Jesús merecía estar. Es muy fácil detectar otro tipo de dioses que aparecen para usurpar el lugar de Jesús, puede ser alguna actividad, persona o posesión. Pero es difícil detectar la idolatría que podemos crear en nuestros pensamientos.

La siguiente estrofa decía “rinde todo a los pies de Jesús”. Esto me llevó a pensar en el versículo “Llevamos cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo, así que tomé unos minutos para platicar con Jesús y decirle todo lo que me abrumaba. Después de esto, de manera sobrenatural su paz vino a llenar mi corazón. ¿Acaso estás haciendo de tus pensamientos tu dios? ¿Qué es aquello que te está abrumando y robando la paz? Ríndelo todo a los pies de Jesús hoy y no permitas que la preocupación siga abrumándote ni un segundo más, cuando puedes disfrutar de su perfecta paz.

Con amor,

Lesley González

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram